El deporte y la hidratación, aliados naturales.

Siempre se ha dicho que es importante mantener un buen nivel de hidratación en el cuerpo una vez que se comienza a realizar alguna rutina de ejercicio. Ahora, cuando se trata de correr, el tema no es menos importante.

De hecho la combinación de calor y ejercicio físico llevan al cuerpo a eliminar aproximadamente 600 kcal por cada litro de sudor de acuerdo a un estudio presentado recientemente en la "Jornada de la Tribuna del Agua" en la exposición Internacional de Zaragoza en España.

En el mismo evento se hizo hincapié en el hecho de que muchos deportistas, no profesionales, sólo ingieren líquidos cuando comienzan a sentir los efectos de la sed, no lo hacen de forma preventiva ni durante la ejecución de su actividad.

Al tomar la cantidad de líquidos adecuada para el organismo, logras regular la cantidad de sodio necesario para reponer después de la sudoración. Sin embargo, y en un teme específico del running, se mencionó que cuando se correr una distancia larga, el sólo basarse en agua puede provocar un descenso en los niveles de sodio, por lo que las bebidas energéticas logran apoyar esa pérdida momentánea.

Hay que considerar que mientras mayor sea la sudoración mayor será la pérdida del potasio y del magnesio en el cuerpo, algo que traerá debilidad muscular, sueño, calambres e incluso rigidez muscular. Por eso es importante medir los porcentajes de estos minerales en las bebidas energéticas que se consumen durante entrenamientos mayores a 90 minutos.

La pérdida del 2% del peso corporal lleva a la reducción en el rendimiento físico entre un 20 y 30%, por lo que la falta de agua en el organismo conlleva también a un desgaste mayor.

Una de las recomendaciones de los profesionales es beber agua cuando no tenemos sed, ya que de hacerlo, estaremos llegando a niveles de deshidratación que son nocivos para nuestra actividad, lo cual hará que el organismo des desequilibre de una forma innecesaria y peligrosa.

Se recomienda justo antes de comenzar a correr tomar agua, evitar en ese momento bebidas con glucosa (energéticas). Esas las puedes beber un par de horas antes, así lograrás proveer al cerebro de la cantidad de glucosa necesaria para correr.

Consejos para correr