Mantente sano

Si estás empezando a correr, lo importante es crear una rutina constante de tres o cuatro veces en la semana que varíen entre sí. ¡Pero no hay que exagerar! Para tener un buen progreso es necesario fortalecer los músculos e ir de poco en poco. Evita lesionarte y así lograrás buenos resultados.

Correr en espacios abiertos

Evita, en la medida de lo posible, usar la cinta para correr de los gimnasios o que la posean. Las zancadas en la cinta no son naturales, a diferencia de los espacios abiertos donde puedas entrenar. Deja la cinta sólo para los días lluviosos o algún día que no puedas salir.

Metas realistas

Para permanecer motivado, es necesario ir poniéndose y logrando metas diversas. Si uno está empezando a correr, no es recomendable que esas metas sean como “terminar un maratón” sino más bien, ponerse metas alcanzables y reales, que se puedan cumplir y que a la vez promuevan tu progreso y tu motivación.

Conjunto deportivo de calidad

Si bien comenzar a correr es barato puesto que sólo necesitas un conjunto deportivo y muchas ganas de hacerlo, mientras vas avanzando como corredor, es indispensable invertir en uno mismo y en el equipo deportivo que se adapte a tus necesidades específicas como un buen calzado especial para tus pies.

Persevera y ganarás

Al principio te costará, pero si te mantienes motivado y si eres disciplinado con el entrenamiento, el progreso será muy rápido y pronto te olvidarás de los dolores.

No correr todo el tiempo

Si estás empezando a correr después de mucho tiempo de no hacer ejercicio o es la primera vez que lo haces, es necesario que incluyas un tiempo de caminata en el entrenamiento. Es normal, y es mejor llevártelo con calma e ir tomando un ritmo adecuado a tu condición. Recuerda intercalar ejercicios de carrera con caminata.

Procura compañía

Cuando estás acompañado, la motivación es mayor. Más si lo hacen como rutina y son disciplinados. Verás que a los dos les servirá el entrenamiento. Lo ideal es que tu acompañante tenga más o menos el mismo nivel que tú para que compartan el ritmo y los tiempos.

Toma nota de la rutina

Después de unas semanas o meses de entrenar, es más probable que te olvides de las rutinas que realizas debido a que ya te acostumbraste, por eso es recomendable llevar una bitácora de los ejercicios que haces. Tomar nota de los tiempos, de la rutina realizada y de otros detalles que ayuden a mejorar tu entrenamiento, ya sea de manera digital (con alguna aplicación móvil) o en un cuaderno o bitácora.

Tu metabolismo es único

Cada corredor tiene un sistema digestivo y un metabolismo diferente. Es indispensable para un corredor conocer su propio sistema y saber lo que le hace bien a tu cuerpo y lo que no.

Incluye estiramientos

No sólo es recomendable correr. Recuerda lo que se mencionó antes acerca de caminar. También es importante hacer ejercicios de estiramiento antes y después de cada entrenamiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *