Además del ejercicio, para que se marquen los músculos también es fundamental llevar una alimentación sana y balanceada. Un alimento muy rico y nutritivo que ayuda a fortalecer y desarrollar los músculos es la almendra. Estas semillas, además de deliciosas, contienen muchas proteínas que promueven el fortalecimiento de los músculos después de hacer ejercicio.

Un dato muy importante sobre las almendras, tomado de un estudio del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos es que las almendras complementan la sesión de entrenamiento debido a que poseen proteínas, calcio y aminoácidos buenos.

Los aminoácidos ayudan al cuerpo al aumentar su rendimiento cuando practicas algún deporte y además tonifican los músculos.

El calcio ayuda a fortalecer los huesos y hace que la degeneración de los huesos sea más lenta. Además, favorece el movimiento de los músculos.

Por su parte, las proteínas lo que hacen es aumentar la masa y la fuerza de los músculos. Para una dieta equilibrada es necesario consumir proteínas.

Por estas razones, es recomendable consumir almendras a diferentes horas del día. Se pueden combinar con otros alimentos como fruta o yogurt e incluso consumirlas como botana o snack entre comidas. Si se van a comer después de hacer ejercicio, recuerda esperar por lo menos 30 minutos antes de realizar el entrenamiento.

Categorías: Nutrición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *