La aromaterapia se ha popularizado como parte del movimiento “wellness” por sus aportaciones a la salud física y mental. A continuación te decimos cómo aprovechar sus beneficios al máximo dentro de tu rutina de ejercicio.

Es probable que ya hayas leído o escuchado sobre la aromaterapia a través de las distintas marcas que la comercializan. Pero… ¿qué es exactamente? La aromaterapia es parte de la rama de “terapias” y/o “medicinas alternativas” que utiliza materiales aromáticos para mejorar el bienestar físico y mental de la persona que la utiliza.

La evidencia científica respecto a su eficacia sigue en el aire, pero muchas personas aseguran que los beneficios son reales, basándose en su propia experiencia y en el uso constante de sus productos, ya sean aceites esenciales u otros compuestos aromáticos. Una de las grandes ventajas es que su uso no trae consigo ningún efecto secundario serio, dándonos libertad de experimentar con ella de manera más libre y segura.

La presentación más popular de la aromaterapia son los aceites esenciales, elaborados con concentrados de plantas o partes de plantas aromáticas que se obtienen mediante la destilación. A pesar de estar fabricados con ingredientes naturales, por su alto nivel de concentración deben usarse con precaución para evitar quemaduras, alergias o dolores de cabeza.

aromaterapia

Después de esta introducción, a continuación te decimos cómo usarlos de manera segura para aprovechar sus beneficios para tu desempeño deportivo:

Para la congestión respiratoria

  • Practicar deporte en invierno puede causar resfriados, y en la primavera es común que entrenar al aire libre nos detone alergias estacionales. Oler o aplicar un poco de aceite en el pecho nos ayudará a abrir las vías respiratorias, sobretodo si utilizamos aceites de menta, eucalipto y romero.

En masajes deportivos

  • Añadir unas gotas de un aceite esencial a una crema o aceite le añadirá un toque extra relajante a tu masaje, reduciendo el dolor y ayudando a combatir las molestias propias de un entrenamiento cansado.

Como antiinflamatorios

  • Existen aceites esenciales fabricados con materiales famosos por sus propiedades antiinflamatorias, como la manzanilla, la lavanda, el clavo o el geranio. Puedes aplicarlos junto con una crema o agregarlos a un baño caliente de tina.

Para combatir la ansiedad y el estrés

  • Antes de una carrera o una competencia deportiva, unas gotas de un aceite esencial relajante puede ayudarte a combatir la ansiedad. Coloca un par de gotas en tus sienes y muñecas y deja que el olor te relaje.
Categorías: Salud

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *