Si bien está relacionado con deportes al aire libre, el ejercicio cardiovascular puede llevarse a cabo desde casa sin necesidad de aparatos caros y complicados.

Cuando pensamos en ejercicio aeróbico, es normal que se nos vengan a la mente ejercicios como correr, caminar, andar en bicicleta, etc. Sin embargo, debido a la contingencia actual, debemos limitar nuestras salidas a únicamente lo esencial, así que practicar deportes cardiovasculares queda descartado.

Afortunadamente existen alternativas que podemos hacer en casa, sin necesidad de aparatos y que nos brindan los mismos beneficios que el ejercicio cardiovascular más tradicional.

Algunos ejemplos son:

Saltar la cuerda: para llevar a cabo este ejercicio solo necesitas una cuerda y tu propio cuerpo. Este ejercicio te permite involucrar a la mayoría de tus músculos, haciendo que el trabajo aeróbico sea elevado.

Subir y bajar escaleras: si tienes la oportunidad de practicar esta actividad, es una excelente opción para trabajar los músculos de tus piernas y reforzar tu resistencia aeróbica. Este ejercicio también mejora la frecuencia cardíaca y la capacidad pulmonar.

Burpees: para realizar este ejercicio solo necesitas un tapete de yoga o ejercicio para mantener firmes tus manos y no perder el equilibrio. Aunque parezca algo sencillo, realizar rutinas de unos 15 0 20 minutos te ayudará a acelerar tu ritmo cardíaco y cumplir con el propósito del ejercicio aeróbico. 

Bailar: es una de las opciones más divertidas que se puede practicar junto con otros miembros de la familia. Una sesión de baile de 30 minutos contribuye a nuestra resistencia cardiovascular, aumenta la resistencia, fortalece los huesos y los músculos y mejora la coordinación y equilibrio. Por suerte, en internet existen un sin fin de rutinas gratuitas para guiarte. 

Al elegir el ejercicio ideal para tí, considera el que mejor se adapte a tu condición física, el espacio en el que te encuentras y tus circunstancias, ya que como toda actividad al no realizarla de forma adecuada puedes lesionarte. Si tienes alguna duda, lo ideal es que busques el consejo de un profesional. 

Categorías: Entrenamiento

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *