Además de ayudarnos en nuestro desempeño deportivo y a evitar lesiones, una postura correcta nos ayuda a mantener los huesos y articulaciones alineadas, disminuyendo su desgaste y previniendo dolores. 

En el transcurso de nuestras vidas vamos adquiriendo algunos malos hábitos, como es el caso de una mala postura. Las largas horas que pasamos sentados en nuestras casas, trabajando en computadoras o dispositivos electrónicos (sobre todo en tiempos de pandemia) han afectado nuestra postura y resultado en malestares y distintos dolores físicos.

Hablar de postura no incluye únicamente la posición de nuestra espalda. Una buena postura también incluye el sostenimiento de la cabeza, la alineación correcta de todo nuestro cuerpo y una respiración y contracción muscular adecuada que nos ayuda a mantener en línea nuestra espina dorsal.

Mantener una buena postura es necesario cuando estamos de pie, sentados e incluso acostados. Periodos prolongados de mala postura pueden provocar cambios estructurales en tu cuerpo, por ejemplo:

  • Rigidez en la cadera
  • Compresión en la columna 
  • Abducción escapular
  • Dolor de cuello y de cabeza

Afortunadamente, existen ejercicios que podemos incluir a nuestra rutina diaria para corregir nuestra postura, evitar lesiones y contribuir a un buen desempeño deportivo:

Ejercicio 1:

Ponte de pie. Gira los brazos hacia adelante y hacia arriba completamente extendidos y al mismo tiempo, despega los talones del suelo e intenta sostenerte en la punta de tus pies.

Ejercicio 2:

Túmbate boca abajo en el suelo. Lleva tus manos hacia los hombros con los codos por los lados del cuerpo. Gira los brazos hacia afuera y hacia atrás, sin dejar de flexionar los codos, y al mismo tiempo, levanta levemente la cabeza y espalda alta. Conserva la posición unos pocos segundos. 

Ejercicio 3:

Ponte de pie. Con el torso ligeramente inclinado hacia adelante, extiende los brazos a los lados del cuerpo, de manera que se ubiquen a la altura de los hombros, con las palmas de las manos hacia arriba. Realiza pequeños círculos con los brazos, comenzando por mover las manos lentamente hacia arriba y hacia atrás.

Categorías: Salud

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *