En tiempos de cambios e incertidumbre, es normal que experimentemos sensaciones de frustración o estrés. Herramientas como el “mindfulness” nos ayudarán a salir adelante  y a cuidar nuestra salud tanto física como mental.

A pesar de su popularidad reciente, el mindfulness es un concepto con muchos años de historia. Los conocedores sostienen que nació en Kapilavastu, lugar ubicado en la frontera entre la India y Nepal, y que sus raíces vienen de los principios y prácticas del budismo, específicamente de la escuela zen, cuyo principal interés es guiar a los demás hacia la comprensión directa y personal de la verdad.

Si bien no existe una traducción literal al español, los términos mind (mente) y fulness (plenitud) nos ayudan a definir al mindfulness como un estado de atención o consciencia plena. A través del mindfulness nos concentramos en el presente, eliminando así la frustración o ansiedad que puede producirse al pensar en situaciones futuras o pasadas. La práctica de esta atención plena nos abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora.

Algunos componentes claves para poder entender y aplicar el mindfulness son:

  • Ser consciente
  • Observar
  • Aceptar
  • No juzgar
  • Soltar
  • Ser paciente
  • Confiar

A raíz de la contingencia actual, nuestras rutinas, ingresos económicos y dinámicas familiares se han visto afectadas, causando estrés y miedo debido a la incertidumbre de lo que pueda venir. A través del mindfulness, podremos enfrentarnos a estas emociones a través de la aceptación de aquello que en este momento no podemos cambiar, canalizando nuestra energía en lo que sí podemos hacer aquí y ahora para estar mejor.

Sin duda es importante tener un plan de acción para cuando las cosas regresen a la normalidad, pero también es crucial el construir espacios donde estas preocupaciones se pongan en pausa y podamos descansar por un rato. Comprender la realidad y aceptarla tal y como es y sin realizar ningún tipo de análisis o valoración nos dará unos momentos de paz que impactarán de forma positiva tanto nuestra salud mental como física.

Categorías: Salud

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *