Hoy en día el trail running es una tendencia que crece cada vez más en el país pero hay ciertos detalles a considerar antes de iniciarse a correr por la montaña.

Las distancias de montaña son muy diferentes a las de otro tipo de terreno y también más pesadas, por lo que hay que tomar el trail running con precaución y responsabilidad.

De entrada podemos decir que sí, que todos podemos hacer trail running si se tiene entre 18 y 70 años y se cuenta con una salud física adecuada, claro que sí. Aunque siempre hay excepciones. Lo importante es hacer un plan de entrenamiento adecuado a uno mismo y llevarlo a cabo con constancia y disciplina para estar en un estado ideal de salud de tal manera que te puedas plantear metas alcanzables.

Si no practicas ningún deporte y eres una persona sedentaria, no te recomendamos empezar a correr una carrera por montaña. Un corredor entrenado que se disputa los primeros lugares en una carrera de montaña podría correr a un ritmo constante durante dos horas o más mientras que una persona que no ha entrenado no podría seguirle el paso ni dos minutos.

Por eso, para empezar a entrenar para este tipo de carreras es necesario entrenar mucho y enfocarse primero en tener una base atlética buena tanto aeróbica como muscular. La primer meta que un corredor novato debe ponerse es correr por al menos media hora sin parar de tal manera que las piernas se acostumbren y puedan aguantar el esfuerzo sin que haya dolor o lesiones, así también como dos o tres horas de caminata sobre la montaña.

Esto te llevará algún tiempo pero verás que la paciencia y el esfuerzo conllevan a una buena recompensa. Si practicas algún otro deporte de resistencia, es posible que necesites menos tiempo de práctica y entrenamiento para poder competir con un corredor de montaña experimentado, pero enfócate en el entrenamiento específico y lo lograrás más pronto.

Una recomendación importante para los que desean iniciarse en el trail running es que vayan a ver al médico a que les haga un reconocimiento o revisión deportiva completa en donde se realice una prueba de esfuerzo y, de ser posible, una ecocardiografía también. Es necesario estar seguro que tu corazón está en perfectas condiciones y podrá aguantar el esfuerzo.

Es fundamental plantearse metas alcanzables y realistas. Es bueno ponernos desafíos de vez en cuando pero no hay que engañarse a uno mismo. Lo mejor es empezar por el principio, desde cero y tomando en cuenta tu cuerpo y todas las recomendaciones y factores importantes. Además de esto y del chequeo médico, para tener resultados óptimos en una carrera de montaña es entrenar con un profesional. Nadie mejor que un experto que conoce del tema y ha corrido carreras de montaña para aconsejarte y guarte en el entrenamiento. Si en dado caso no puedes contratar a un experto en esta área, de todos modos hay que asesorarse e investigar por tu cuenta lo más que puedas sobre el tema.

Es importante también que te enfoques en buscar el calzado adecuado y la vestimenta ideal para correr la carrera. No esperes al último momento para salir a buscar el material indicado para ti. Recuerda darle prioridad a la comodidad y a la amortiguación

Categorías: Entrenamiento